Tres acusados van en septiembre a la Corte del Distrito Sur de NY

Tegucigalpa, Honduras. A 32 días de que la actividad comercial avanzara a la fase uno de la reapertura económica, el sector empresarial percibe una leve mejoría a pesar de que muchos negocios han trabajado a medio vapor. Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), dijo que poco a poco se ha recuperado la confianza. Además consideró que con la disposición de permitir la circulación los fines de semana, ampliar el horario hasta las 8:00 pm e iniciar el plan piloto con restaurantes y transporte público, se ha reportado una mejor actividad económica, lo que representa una oportunidad para salvar empresas y empleos. “Todavía es muy pronto para establecer con certeza la cantidad de empleos que se han logrado salvar y cuántos se han perdido, por lo que a principios del próximo mes se levantará una encuesta empresarial para tener una idea del impacto de esta reactivación”, expuso Sikaffy. “Se insiste en la necesidad e importancia de la aplicación estricta de los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio, haciendo énfasis en que nuestra salud está en nuestras manos”, enfatizó Sikaffy. Lo positivoRafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), consideró positiva la reactivación de la economía en ciudades como la capital. Entre los sectores que han comenzado a tener un respiro por el avance a la fase uno se encuentra el comercio minorista y mayoristas, así como las industrias de productos no esenciales. “Hay algunas empresas que han cerrado, otras que han cambiado de actividad y otras que lamentablemente están pasando a la informalidad y, por ello, hemos solicitado flexibilidades en el aspecto tributario fiscal para que las empresas puedan seguir laborando en los próximos meses”, lamentó Medina. Al cierre de julio, la CCIT reporta que el número de empresas inscritas en el Registro Mercantil disminuyó en un 47%. Entre enero y julio de 2019 se habían registrado 4,378 empresas y para el mismo período pero de este año se registraron 2,293 empresas, es decir, 2,085 empresas menos en comparación con el año anterior. Para seguir avanzando en las fases, el sector empresarial recomienda aplicar más pruebas para identificar pacientes con covid-19. También se ha recomendado permitir la circulación diaria de dos dígitos.,

proceso. Tony Hernández fue declarado culpable por  unanimidad.

Tegucigalpa, Honduras.

A 32 días de que la actividad comercial avanzara a la fase uno de la reapertura económica, el sector empresarial percibe una leve mejoría a pesar de que muchos negocios han trabajado a medio vapor.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), dijo que poco a poco se ha recuperado la confianza.

Además consideró que con la disposición de permitir la circulación los fines de semana, ampliar el horario hasta las 8:00 pm e iniciar el plan piloto con restaurantes y transporte público, se ha reportado una mejor actividad económica, lo que representa una oportunidad para salvar empresas y empleos.

“Todavía es muy pronto para establecer con certeza la cantidad de empleos que se han logrado salvar y cuántos se han perdido, por lo que a principios del próximo mes se levantará una encuesta empresarial para tener una idea del impacto de esta reactivación”, expuso Sikaffy.

“Se insiste en la necesidad e importancia de la aplicación estricta de los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio, haciendo énfasis en que nuestra salud está en nuestras manos”, enfatizó Sikaffy.

Lo positivoRafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), consideró positiva la reactivación de la economía en ciudades como la capital.

Entre los sectores que han comenzado a tener un respiro por el avance a la fase uno se encuentra el comercio minorista y mayoristas, así como las industrias de productos no esenciales.

“Hay algunas empresas que han cerrado, otras que han cambiado de actividad y otras que lamentablemente están pasando a la informalidad y, por ello, hemos solicitado flexibilidades en el aspecto tributario fiscal para que las empresas puedan seguir laborando en los próximos meses”, lamentó Medina.

Al cierre de julio, la CCIT reporta que el número de empresas inscritas en el Registro Mercantil disminuyó en un 47%.

Entre enero y julio de 2019 se habían registrado 4,378 empresas y para el mismo período pero de este año se registraron 2,293 empresas, es decir, 2,085 empresas menos en comparación con el año anterior.

Para seguir avanzando en las fases, el sector empresarial recomienda aplicar más pruebas para identificar pacientes con covid-19.

También se ha recomendado permitir la circulación diaria de dos dígitos.

,