Unos 50 policías y personal de socorro reactivan búsqueda de Enoc Pérez

Tela, Atlántida. A las 7:00 am de este miércoles un grupo de al menos 50 policías de diferentes instituciones y otros elementos de apoyo, retomaron la búsqueda del niño Enoc Misael Pérez Chinchilla, quien se encuentra desaparecido desde el 2 de diciembre de 2019. El Cuerpo de Bomberos informó que esta vez la búsqueda se registra en un sector alto y montañoso, en las cercanías de la colonia Grandt, a 30 kilómetros de la entrada principal. Su madre Dunia Karina Chinchilla expresó en las últimas horas a través de las redes sociales, que “sé que muchas personas dirán que aburro, pero les diré que he visto muchos casos que gracias a que se comparten son encontrados sus seres queridos y yo como madre no pierdo la esperanza de volver a mirar a mi hijo Enoc Misael Pérez Chinchilla”. Relacionada: ¿Quién desapareció a Enoc Pérez? Conozca los rostros de los capturados “En algún lugar del mundo sé que está deseando que lo encontremos, por favor ayúdenme a compartir sus fotos. Este caso es muy duro, más cuando no se cuenta con el respaldo de las autoridades, es como luchar contra la corriente, pero sé que mi Dios nos ayuda y cuida de él”, añadió. Un miembro de los bomberos tratando de encontrar indicios sobre el paradero del niño Enoc Pérez. La desaparición del pequeño se dio en medio de un triple asesinato: perdieron la vida su abuelo Rubilio Arturo Pérez (50), su tío Israel Ramos (42) y Cindy Xiomara Castro (21), su niñera, cuyo cuerpo apareció días después en una zona cercana, siempre en el departamentos de Atlántida. En junio de 2020, la división de Interpol en Honduras dijo a LA PRENSA que Bayron Humberto Meléndez, alias El Brujo, a quien la Policía detuvo el 5 de diciembre de 2019 mientras se encontraba de compras en un centro comercial, era el principal sospechoso de haber participado de manera directa en el desaparecimiento del niño, además de los asesinatos de su abuelo, un tío y la niñera. Al momento de su aprehensión llevaba una mochila con 11,000 lempiras y marihuana. En su casa situada en el barrio Campo Elvir, la Policía encontró las ropas ensangrentadas del abuelo de Enoc. Meléndez fue encontrado muerto el 12 de diciembre de 2020 en la cárcel de máxima seguridad conocida como El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara. Además: “Él nunca quiso revelar información y vivió en el mismo barrio de mi familia”: Madre de Enoc sobre muerte de implicado Un segundo arrestado el 23 de diciembre de 2019 por la Unidad Nacional Anti Secuestros de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), es Carlos Roberto Rodas Martínez, quien exigía dinero a la familia del pequeño Enoc, raptado en Tela, Atlántida. La Interpol señaló que Rodas Martínez no está relacionado con el desaparecimiento de Enoc, ya que “solo se aprovechó de la difícil situación que atraviesa la familia”. En diciembre de 2010, los hermanos Juan José (28) y Leonel Nuñez Murcia (20) fueron arrestados en Protección, Santa Bárbara, por suponerlos responsables de participar en el desaparecimiento del menor Enoc Pérez y el asesinato de uno de sus tíos, un abuelo y la niñera. Los hermanos Murcia, quienes serían parte de una banda delictiva conocida como Los Pesperos, fueron aprehendidos luego de labores de vigilancia, seguimiento y persecución por parte de las autoridades. Al momento de su detención les decomisaron como evidencia un teléfono celular marca Blu, colores negro y azul. Sin rastros de EnocFue el 18 de noviembre de 2019 que Enoc llegó de vacaciones a Tela y el 2 de diciembre desapareció en el barrio Campo Elvir, en el departamento de Atlántida, zona norte de Honduras. Ese mismo día hallaron los cadáveres de su abuelo y de un tío, días después fue encontrado el cuerpo de su niñera, todos ellos asesinados. Hacía más de cuatro años que Enoc vivía en España, llegó con su madre y en Cataluña se reunió con su familia. La colonia hondureña de Barcelona y el instituto Rafael Alberti de Badalona, donde Enoc estudiaba, se movilizó en su momento para reclamar con la familia al Gobierno de Honduras que no desistiera hasta encontrar al menor.,

La Prensa

Tela, Atlántida.

A las 7:00 am de este miércoles un grupo de al menos 50 policías de diferentes instituciones y otros elementos de apoyo, retomaron la búsqueda del niño Enoc Misael Pérez Chinchilla, quien se encuentra desaparecido desde el 2 de diciembre de 2019.

El Cuerpo de Bomberos informó que esta vez la búsqueda se registra en un sector alto y montañoso, en las cercanías de la colonia Grandt, a 30 kilómetros de la entrada principal.

Su madre Dunia Karina Chinchilla expresó en las últimas horas a través de las redes sociales, que “sé que muchas personas dirán que aburro, pero les diré que he visto muchos casos que gracias a que se comparten son encontrados sus seres queridos y yo como madre no pierdo la esperanza de volver a mirar a mi hijo Enoc Misael Pérez Chinchilla”.

Relacionada: ¿Quién desapareció a Enoc Pérez? Conozca los rostros de los capturados “En algún lugar del mundo sé que está deseando que lo encontremos, por favor ayúdenme a compartir sus fotos.

Este caso es muy duro, más cuando no se cuenta con el respaldo de las autoridades, es como luchar contra la corriente, pero sé que mi Dios nos ayuda y cuida de él”, añadió.

Un miembro de los bomberos tratando de encontrar indicios sobre el paradero del niño Enoc Pérez.

La desaparición del pequeño se dio en medio de un triple asesinato: perdieron la vida su abuelo Rubilio Arturo Pérez (50), su tío Israel Ramos (42) y Cindy Xiomara Castro (21), su niñera, cuyo cuerpo apareció días después en una zona cercana, siempre en el departamentos de Atlántida.

En junio de 2020, la división de Interpol en Honduras dijo a LA PRENSA que Bayron Humberto Meléndez, alias El Brujo, a quien la Policía detuvo el 5 de diciembre de 2019 mientras se encontraba de compras en un centro comercial, era el principal sospechoso de haber participado de manera directa en el desaparecimiento del niño, además de los asesinatos de su abuelo, un tío y la niñera.

Al momento de su aprehensión llevaba una mochila con 11,000 lempiras y marihuana.

En su casa situada en el barrio Campo Elvir, la Policía encontró las ropas ensangrentadas del abuelo de Enoc.

Meléndez fue encontrado muerto el 12 de diciembre de 2020 en la cárcel de máxima seguridad conocida como El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara.

Además: “Él nunca quiso revelar información y vivió en el mismo barrio de mi familia”: Madre de Enoc sobre muerte de implicado Un segundo arrestado el 23 de diciembre de 2019 por la Unidad Nacional Anti Secuestros de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), es Carlos Roberto Rodas Martínez, quien exigía dinero a la familia del pequeño Enoc, raptado en Tela, Atlántida.

La Interpol señaló que Rodas Martínez no está relacionado con el desaparecimiento de Enoc, ya que “solo se aprovechó de la difícil situación que atraviesa la familia”.

En diciembre de 2010, los hermanos Juan José (28) y Leonel Nuñez Murcia (20) fueron arrestados en Protección, Santa Bárbara, por suponerlos responsables de participar en el desaparecimiento del menor Enoc Pérez y el asesinato de uno de sus tíos, un abuelo y la niñera.

Los hermanos Murcia, quienes serían parte de una banda delictiva conocida como Los Pesperos, fueron aprehendidos luego de labores de vigilancia, seguimiento y persecución por parte de las autoridades.

Al momento de su detención les decomisaron como evidencia un teléfono celular marca Blu, colores negro y azul.

Sin rastros de EnocFue el 18 de noviembre de 2019 que Enoc llegó de vacaciones a Tela y el 2 de diciembre desapareció en el barrio Campo Elvir, en el departamento de Atlántida, zona norte de Honduras.

Ese mismo día hallaron los cadáveres de su abuelo y de un tío, días después fue encontrado el cuerpo de su niñera, todos ellos asesinados.

Hacía más de cuatro años que Enoc vivía en España, llegó con su madre y en Cataluña se reunió con su familia.

La colonia hondureña de Barcelona y el instituto Rafael Alberti de Badalona, donde Enoc estudiaba, se movilizó en su momento para reclamar con la familia al Gobierno de Honduras que no desistiera hasta encontrar al menor.

,